Domingo, 26 de Marzo de 2017 - 16:03
También estamos en Facebook.

04/12/2010 - 22:40
leído 2000 veces.

Wikileaks: periodismo, espionaje, o que?

por: Ricardo Trotta

As como con el derribo de las torres gemelas de Nueva York, Osama Bin Laden demoli los paradigmas de la seguridad mundial y logr que los pasajeros se sintieran revisados y demorados en cada aeropuerto, las filtraciones de cables confidenciales de la diplomacia estadounidense por Julian Assange en WikiLeaks, tendrn un impacto impredecible no slo para las relaciones de confianza entre pases, sino para el flujo informativo internacional y la libertad de prensa.
El problema es complejo y fascinante.
El "cablegate" hizo colisionar varios derechos de similar valor. El del pblico a saber y el de los gobiernos a reservar informacin sensible; el de la intimidad y el de ventilar actos privados de personas pblicas; el del secreto y el de la seguridad nacional; y el de la libertad de expresin para publicar la verdad, a pesar de haberse obtenido mediante delito o coaccin.
Caso enredado, tambin, porque el carcter de secreto transforma en verdad y vedette cualquier material como los chismes y opiniones diplomticos de los cables, que dolieron ms a la comunidad internacional que los abusos cometidos en las guerras de Irak y Afganistn, ventilados por WikiLeaks meses atrs.
Enmaraado, adems, porque Assange tiene ahora una imagen de Robin Hood de la informacin obstinado en robar y desenmascarar slo a los ricos; cuando la verdad se complementara mejor con los secretos de gobiernos opresores y tiranos, documentacin que tambin procesa WikiLeaks, pero que poco publica.
Lo peor de todo es que la informacin clandestina publicada por Assange les sirve en bandeja a los gobiernos, democrticos o tiranos, un enemigo comn.
Tienen la coartada perfecta para dictar normas que hagan ms secretos sus secretos, crear ms organismos de control y limitar o castigar a periodistas y medios que quieran sacarlos a la luz.
Es un caso difuso porque no se sabe a ciencia cierta qu son o hacen Assange y WikiLeaks.
Si se trata de periodismo que est protegido, de espionaje condenado o de un hbrido.
Lo que s est claro es que WikiLeaks no es transparencia ni periodismo. Se trata de un excelente oportunidad tecnolgica para difundir un volumen extraordinario de informacin sin ningn tipo de responsabilidad legal.
WikiLeaks, como medio abstracto, no cumple con preceptos periodsticos sobre rigurosidad, confrontacin y confirmacin de fuentes.
Publica textos que fueron obtenidos ilegalmente, mientras el periodismo requiere responsabilidad jurdica; por ejemplo, para obtener informacin clasificada debe entrar en un proceso judicial tormentoso, como el que enfrent el New York Times para acceder a los Papeles del Pentgono, o esperar 30 aos a que esos datos sean desclasificados.
Pero tampoco WikiLeaks es enemigo del periodismo, sino complemento. Los cinco medios, el New York Times, El Pas, The Guardian, Le Monde y Der Spigel, que desde esta semana comenzaron a publicar los cables lo pudieron hacer en forma responsable por la irresponsabilidad de Assange.
Aunque los puedan acusar de megfono de un supuesto delito, hicieron lo que deban hacer, informar, y lo hicieron consultando a las embajadas, a los gobiernos y dejando de lado nombres y temas que pudieran afectar la vida de los involucrados.
Los medios crearon as su atajo informativo y no tuvieron otra opcin que publicar, en el entendido de que su servicio es fiscalizar y mantener a los ciudadanos informados en asuntos de inters pblico, en especial cuando los gobiernos tienen una alta predisposicin a calificar de secreta o clasificada cualquier informacin.
WikiLeaks, como instrumento, es entonces un aliado interesado del periodismo y del pblico. Y nada justifica censura o ataques; slo respuestas ante la ley.
Pero el gobierno de USA no debera preocuparse tanto por el mensajero, sino que, a esta hora su dolor de cabeza mas grande debiera ser sobre cmo procesa su informacin confidencial, sin que esto se transforme en un boomerang en contra de la libertad de prensa y de expresin, que tanto dice defender.


Cantidad de comentarios: 6

05/12/2010 - 10:37

Luis Fontana:

Buen artculo... veremos quien est realmente detrs de esto y a quien beneficia toda esta trama.


06/12/2010 - 07:25

Luis:

Lo que le lo comparto parcialmente, porque creo que EEUU no solo debera preocuparse de su seguridad en la info interna sino no meterse mas en la vida de los dems, cada pueblo debera ser independiente de la intromisin de los de siempre, que mueven los hilos segn su inters, yendo por el mundo de imponedores de justicia siendo por lo general todo lo contrario. Creo que ver como culpable a Wikileaks es lo de siempre, ya que es solo el mensajero de una verdad, los EEUU esta mas que confirmado de la manera que se mueven. Matamos al mensajero ?


06/12/2010 - 21:06

Felix:

En la medida de sus posibilidades todos los pases hacen esto, o ya nos olvidamos de las intromisiones de kirchner a nuestro pas por el tema Botnia? ... Y hoy el actual presidente anda como perro con dos colas con la presidenta K.


10/12/2010 - 08:49

G. Santangelo:

Este seor Assange, amenaz a los poderosos y termin preso. Tuvo suerte la mayora terminan muertos.


22/12/2010 - 20:36

Rodolfo Pasucci:

Esto es un trancazo fuerte a la poltica exterior de los estados unidos, por primera vez ellos tambin se sienten observados, ojala esto ayude a cambiar el mundo para bien.


23/12/2010 - 09:19

Ruben:

Segn dijo el "pp" es slo un chusmero , que tal ??



UN ERROR: llene todos los campos y verificar o renovar código de seguridad.
  • Nombre:
  • Dejar comentario:
  •  
  • Código de seguridad:
  •  










Sitio desarrollado por Daniel Viñoles desde abril de 2004.
visitante N° 3101