Domingo, 26 de Marzo de 2017 - 16:02
También estamos en Facebook.

30/10/2010 - 15:08
leído 1665 veces.

Uruguay con K.

por: R. Portela

Se dice que el periodismo es la primera versin de la historia.
Por eso, cuando dentro de unos aos los especialistas recopilen la biografa de Nstor Kirchner y se concentren en su mandato presidencial y ms an, particularmente en el relacionamiento de gobierno a gobierno con el de Uruguay, advertirn en las pginas de los diarios que sta se caracteriz por un permanente distanciamiento que nicamente no fue palpable durante el primer ao de la administracin de Tabar Vzquez y que luego se volvi a encauzar a partir del 1 de marzo de este 2010 cuando Jos Mujica asumi la Presidencia a la intemperie en plena Plaza Independencia.
Todo tiene un comienzo.
La seguidilla de comentarios de frialdad a nivel de las primeras magistraturas se inici con aquella frase escuchada en Chile por parte del entonces presidente argentino a su par Tabar Vzquez: "Estuviste muy mal. Le diste una pualada al pueblo argentino", le dijo segn las crnicas, tras conocerse la habilitacin oficial del gobierno uruguayo para que la planta de celulosa Botnia comenzara a funcionar.
Ya antes de esto haban tomado estado pblico algunas otras consideraciones que provenan desde un gobierno a otro, disparadas siempre por el conflicto debido a la instalacin de la planta de celulosa o la pastera Botnia en Fray Bentos, trmino de referencia manufacturera que dependa de qu lado del ro Uruguay se originara.

Los desencuentros con Uruguay siguieron en este 2010 pese a que en algo se haban atenuado.

Hace pocas semanas, el 7 de octubre pasado, el secretario general de la Unasur, cargo continental obtenido a partir de la abstencin uruguaya y tras fracasar en esa intencin debido al primognito voto negativo promovido por Vzquez an en sus funciones como presidente, dijo en Entre Ros y ante una audiencia integrada fundamentalmente por oriundos de Gualeguaych que "no estn solos" y que la movilizacin contra la pastera finlandesa, hoy UPM, segua siendo "una causa nacional", como ya lo haba dicho en aquel lejano ao 2006.
Esa frase, siempre segn la prensa, lo hizo desandar un camino de reconciliacin que haba promovido Jos Mujica.
Y la oposicin uruguaya no tard en elevar la voz.
El senador colorado Pedro Bordaberry fustig a Kirchner por haber reivindicado "logramos entrar en Botnia", as como tambin haber reclamado eso como "causa nacional".
Para los uruguayos en general, Nstor Kirchner pas a ser una imagen familiar a partir de su postulacin a la Presidencia argentina.
No haba por tierras orientales registro de l antes de que se tuviera conocimiento que haba obtenido el segundo lugar en la primera vuelta de las particularsimas elecciones del ao 2003 en el vecino pas; comicios que se convocaron tras una crisis institucional que hizo que Argentina se acostara con un presidente y amaneciera con otro sin saber cmo ni por qu.
Carlos Menem haba salido vencedor en la primera vuelta por escaso margen, pero en el balotaje ante Kirchner renunci a su candidatura. Kirchner se hizo visible en nuestro pas por ltima vez cuando Mujica ya haca unos pocos minutos que haba recibido la banda presidencial de manos de su predecesor Tabar Vzquez en el acto oficial al pie de la estatua al general Jos Artigas.
Apareci de entre la nada junto a su esposa, la presidenta Cristina Fernndez.
Fueron entonces los ltimos visitantes ilustres en aparecer ante los ojos del resto de los asistentes.
Saludos de rigor y felicitaciones al presidente Mujica ya, haca pocos segundos, en funciones.
Fue la ltima vez que pis suelo uruguayo.
La primera vez que Kirchner visit Uruguay fue tambin en otro acto de asuncin presidencial. El 1 de marzo del 2005. En su discurso oficial en la escalinata del Palacio Legislativo, Tabar Vzquez mencion explcitamente al presidente argentino. "(...) y firmaremos un acuerdo con el presidente de la Argentina, el doctor Nstor Kirchner, un acuerdo sobre el tema Derechos Humanos anunciaba- para que nos ayude a investigar que ha pasado con nuestros compatriotas desaparecidos en tierra argentina".
El ltimo encuentro cara a cara entre Kirchner y un presidente uruguayo fue ante Jos Mujica en la urgentemente convocada reunin de la Unasur realizada en la sede de la Cancillera argentina, para tratar la sublevacin policial en Ecuador.
No hubo otro aspecto de distanciamiento entre Argentina y Uruguay que no tuviera como piedra fundamental la instalacin de la planta de celulosa en la ciudad de Fray Bentos.
Es ms, era notorio cuando en las intervenciones presidenciales, ya sea de un lado como del otro del ro Uruguay, el tono de la voz y la postura cambiaba radicalmente cuando se llegaba siquiera a mencionar el tema.

Fuera de esto, Kirchner no dejaba de destacar los lazos histricos entre ambos pueblos del Plata.

En el 2006 y ante la asamblea general legislativa de su pas, Kirchner reclam "evitar los conflictos entre hermanos" y exhort al entonces presidente Vzquez a que detuviera por 90 das las obras de las plantas de celulosa que se construan en Fray Bentos para que en ese lapso expertos en medio ambiente evaluaran la situacin.
"Se lo pido con la mayor humildad, 90 das para este estudio", enfatiz Kirchner en su propuesta a Vzquez.
Unas semanas despus, el gobierno argentino demandaba a Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por "violacin del Estatuto del Ro Uruguay".
Como respuesta, Uruguay recurre al Tribunal Arbitral del Mercosur.
El distanciamiento a nivel de los gobiernos rioplatenses de los ltimos aos tuvo un destaque, quiz poco conocido, en una cumbre del Mercosur realizada en la ciudad de Ro de Janeiro.
El entonces presidente Vzquez llegaba en forma tarda a esa reunin presidencial como una forma de manifestar su molestia a su par Lula Da Silva porque este ltimo no haba concurrido a una instancia iberoamericana que se haba realizado en Montevideo y nunca haba asumido un arbitraje en el diferendo entre uruguayos y argentinos por el tema Botnia.
Para remedar esta molestia, Lula anunci el cese de las trabas burocrticas que impedan el ingreso de agua mineral de la marca Salus a Brasil, mantenidas hasta entonces por el gobierno norteo por razones sanitarias.
"Hay que eliminar las barreras burocrticas que complican el ingreso a Brasil de productos de los pases del bloque", manifest Lula y su canciller, Celso Amorim, aadi: "Quiero servir agua Salus en la reunin del Mercosur".
Siempre segn las crnicas periodsticas, hectolitros de Agua Salus fueron inmediatamente transportados en un avin de la Fuerza Area de Brasil a la cumbre regional. Las botellas llegaron y se distribuyeron entre todas las delegaciones del Mercosur menos al presidente Nstor Kirchner que estaba acompaado por su esposa. Ante la representacin argentina haba unas botellas de agua mineral pero de la marca argentina "Villavicencio".


Cantidad de comentarios: 3

01/11/2010 - 08:21

Carmen Silvia Garca:

Este seor Kirchner nos perjudic, parece que ahora despues de muerto se ha convertido en una especie de patriota latinoamericano, vaaamos.


03/11/2010 - 17:32

Juan Carlos:

Ahora que ya no est este enjendro, ojal que el pas vecino cambie la pisada y se deje de confrontar continuamente entre ellos y tambin con con nosotros, yo no le deseo la muerte a nadie, pero a mi parecer que K haya desaparecido de escena es muy positivo.


15/11/2010 - 20:54

HERNAN:

ESTE TIPO ERA UNA BASURA.



UN ERROR: llene todos los campos y verificar o renovar código de seguridad.
  • Nombre:
  • Dejar comentario:
  •  
  • Código de seguridad:
  •  










Sitio desarrollado por Daniel Viñoles desde abril de 2004.
visitante N° 3098