Viernes, 15 de Diciembre de 2017 - 18:32
También estamos en Facebook.

18/07/2010 - 20:07
leído 1964 veces.

De un Diego a otro.

por: K. G.

Diego Forln es un ejemplo de equilibrio, modestia, alegra, sensatez y calidad, tanto humana como deportiva.
Es un tipo ubicado, simptico, modlico ejemplo y referente para nios y jvenes. Y hasta embajador de la Unicef lo nombraron.
Un lujo. Y encima tiene una familia y una novia lindsima, que bien se las merece.
Grande, Diego, campen con o sin ttulo. Campen en la vida, que es donde es ms difcil y meritorio ganar.
Ahora tmese el Buquebs o el avin de Pluna, y cruce el charco.
All va a encontrar al otro Diego.
El mismo que hizo que todos los uruguayos, an queriendo a los argentinos (ms, menos, pero querindolos siempre) disfrutramos de la eliminacin, no de la seleccin argentina, sino la del cuadro de Maradona.
Qu tipo repelente!
No hay ms que recordar aquellas declaraciones sexorlicas que pronunci tras el triunfo de su seleccin sobre la Celeste en las eliminatorias, que recorrieron el mundo, y le costaron dos meses de suspensin de la FIFA, sin poder entrar a las canchas a dirigir (bueno, es un decir) ms bien a estar junto a la lnea de cal cuando jugaba la seleccin argentina.
Ahora bien: lo extraordinario de este fenmeno repulsivo del mundo del deporte (y del espectculo, del "jet set" farandulesco, de las revistas que se ocupan de las Caras, la Gente y los chismes) es que para todo el resto del mundo "el Diego" es un ser despreciable, maleducado, soberbio, grosero y desubicado.
Pero en la Argentina es Dios.
Hoy le en un diario que un concejal de no s qu localidad argentina propuso erigirle una estatua a este "prcer" de la procacidad sublime. Qu lo tir.
Y es que los queremos a los argentinos, pero cmo cuesta, ch.
Los queremos por Borges, Fangio, Fontanarrosa, Troilo y Ginastera (qu delantera, pap) y por tantos otros ms, pero se nos ponen los pelos de punta cuando vemos que estos patoteros que desgobiernan al pobre pas rico, me refiero a los K y su patota de matones, corruptos y dems deudos, se afanaron toda la plata de las AFAP de ellos, que se llaman AFJP en la Argentina (la modesta suma de 600 millones de dlares) que les robaron a los jubilados para despilfarrarla luego en sus sueos de grandeza imperial.
Con esa guita mal habida, entre otras cosas, compraron como 250.000 decodificadores (te imagins la cometa de esa comprita?) para repartirlos entre sus clientes potenciales votantes.
Con esos decodificadores, slo se poda ver el mundial que los K queran ganar, y un canal de cable que slo emite programacin oficialista.
Tambin de esos fondos sali la plata con la que le pagaron al Diego la barra de aliento que le mandaron a Sudfrica, una banda de forajidos con profusos antecedentes penales hasta por homicidio (sera por si la final se decida por penales? Ah ganaban por muerte!). A buena parte de esos delincuentes hubo que deportarlos porque como era de esperar su (mala) conducta en Sudfrica no fue diferente de la que tenan en su pas de origen. Los metieron en cana primero, y despus los mandaron de vuelta esposados para que no se afanaran la billetera del piloto o los celulares de las azafatas.
Unas joyitas.
No fue la nica presencia indita en las tribunas que alentaban al Diego de los argentinos en los pocos e intrascendentes partidos que jug la seleccin albiceleste, y que culminaron con la paliza histrica que les propin Alemania.
Tambin se pavoneaba en los palcos la pattica anciana Estela de Carlotto, repartiendo volantes para promover su candidatura (que de cndida no tiene nada) al Premio Nobel de la paz. Falt Hebe de Bonafini para justificar los ataques del 11 de setiembre contra las torres del World Trade Center.
Deca un psiclogo norteamericano que al nio rebelde hay que persuadirlo a cambiar de actitud pasndole un cepillo de cerdas suaves sobre su cabecita, y si el procedimiento no funciona, hay que usar la otra parte del cepillo en la otra parte del nio.
Es que los nios y los hombres tienen dos partes bien diferentes en ambos extremos.
Y vos tens (o tuviste) magia en la parte de abajo, y un cortocircuito de novela en la de arriba. Te hubieras quedado as, dejndonos el recuerdo de tus moas, tus gambetas y tus golazos, sin tratar de ser despus lo que no pods ser!
Admitamos tambin que te banca un pueblo.
Y sinnmero de saltimbanquis que te promueven y te hacen creer lo que no sos, desde Cppola a Grondona, pasando por Nstor y Cristina.
Nosotros pensamos y sentimos diferente, tristes por no haber llegado a la final, pero contentos con nuestra seleccin.
Y a alegrarnos de tener el Diego que tenemos, y no el que tienen los argentinos.
Lo que va, de un Diego, al otro.


Cantidad de comentarios: 8

18/07/2010 - 21:49

RO:

GRANDE DIEGOOOOOO!!!!!


19/07/2010 - 19:30

Lilian:

Como personas no se pueden comparar, Forln es un caballero y el otro un ser detestable, engredo y enfermo.


21/07/2010 - 09:07

Camila:

Forlan es un ejemplo, el y toda su familia.


25/07/2010 - 18:59

Hctor:

Por suerte muchos grandes deportistas en Uruguay son ejemplo dentro y fuera de la cancha, Hugo de Leon, Bengoechea, Tato Lpez, Frlan, Milton Wynants y se podra seguir. Es una suerte que los jvenes tengan espejos y referentes donde mirarse, no en todos los pases pasa esto.


01/08/2010 - 22:33

Diego Werner:

Mi tocayo si que es un grande de verdad, vamos Diego!!! en Brasil 2014 tenemos revancha.


17/08/2010 - 16:33

nico:

esto no es pero ta


17/08/2010 - 16:34

nico:

esto no es pero ta


24/09/2010 - 23:58

Virginia:

Vamos Diego todavia, un grande de verdad, ejemplo de todo un pas, un saludos desde Juan Lacaze.



UN ERROR: llene todos los campos y verificar o renovar código de seguridad.
  • Nombre:
  • Dejar comentario:
  •  
  • Código de seguridad:
  •  










Sitio desarrollado por Daniel Viñoles desde abril de 2004.
visitante N° 3927