Martes, 27 de Junio de 2017 - 16:04
También estamos en Facebook.

20/01/2009 - 18:39
leído 2200 veces.

La teora de las ventanas rotas.

por: Jorge Bertiz

Hace un tiempo sali publicado en algunos medios de comunicacin en Estados Unidos un artculo sobre la "teora de las ventanas rotas", bsicamente el artculo explica un experimento de psicologa social realizado en aquel pas.
Se dejaron abandonado dos autos idnticos, uno en el Bronx (Nueva York) y otro en Palo Alto (California).
El primero fue vandalizado en pocos minutos, el segundo permaneci intacto durante una semana, pero antes de deducir que eso se deba a la pobreza del Bronx, los investigadores rompieron un vidrio del auto estacionado en Palo Alto, a las pocas horas el auto fue vandalizado de idntica forma que en el Bronx.
No era pues, la pobreza o la falta de educacin las que incitaban al vandalismo, los investigadores concluyeron que un vidrio roto en un auto abandonado transmite la idea de deterioro, de desinters que va rompiendo cdigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, de que todo vale.
La teora de las ventanas rotas evidencia de que un pequeo deterioro o trasgresin invitan a transgredir ms, se aplic en Nueva York y dio lugar a la famosa poltica de 'tolerancia cero' para combatir la criminalidad de la ciudad.
Se procuraba combatir el deterioro edilicio y la suciedad, se limpi el subterrneo que era el mbito preferido de las bandas de asaltantes y se borraron los graffitis de las paredes.
Pero no se trata de predicar a favor de una poltica de 'tolerancia cero' que tanta resistencia genera en nuestro pas donde pareciera que debemos tener 'tolerancia infinita' con la suciedad, el pequeo delito y un largo etctera.
Basta ver la ciudad la proliferacin de carritos de hurgadores de basura que entorpecen el trfico, no tienen matricula y no son pacibles de sancin en caso de accidente, desparraman basura al tiempo que 'clasifican' lo que les interesa.
Frente a ello las autoridades no adoptan medidas y como no adoptan medidas los dems vecinos tienen escasos incentivos para respetar las normas de trnsito y cuidar la limpieza de la ciudad.
Lo mismo ocurre con la enseanza pblica, locales deteriorados, con vidrios rotos, sin la adecuada limpieza, no alientan al estudio sino al desorden.
En cambio cuando algn director de escuela saca recursos de no se sabe donde y pone orden y limpieza, rpidamente se forma un circulo virtuoso entre los mismos alumnos que antes no tenan incentivo alguno para mejorar.
No se trata de elaborar sesudas teoras sobre la causa de la criminalidad o de la delincuencia sino comenzar por cosas mucho ms prosaicas, cotidianas y al alcance de todos como cuidar el orden, la limpieza, respetar las normas, etc.
Y lo que vale para la enseanza, vale para la familia, vale para las empresas, vale para el pas.
Una ventana rota de una escuela, de una casa, de una empresa, de un edificio estatal, es algo ms que una ventana rota, es un smbolo de la despreocupacin, de que todo da lo mismo, que no vale la pena esforzarse.
Y en este pas tenemos muchas 'ventanas rotas' en muchos mbitos que podemos arreglar simplemente o modificando algunas de nuestras actitudes.


Cantidad de comentarios: 3

23/01/2009 - 13:09

quique:

muy buen articulo y muy acorde con nuestra realidad.


06/02/2009 - 12:20

Gabo:

De acuerdo con el articulo, pero tendriamos que preguntarnos porque siempre en Uruguay la burocracia gana por goleada.


19/02/2009 - 12:01

marcelo:

comparto el contenido en su totalidad, buen articulo.



UN ERROR: llene todos los campos y verificar o renovar código de seguridad.
  • Nombre:
  • Dejar comentario:
  •  
  • Código de seguridad:
  •  










Sitio desarrollado por Daniel Viñoles desde abril de 2004.
visitante N° 22417