Domingo, 22 de Octubre de 2017 - 05:19
También estamos en Facebook.

23/12/2006 - 16:05
leído 1726 veces.

Eutanasia, si pero no.

por: w.a.

El tema se ha instalado en nuestra sociedad, el polmico (e indefinido) caso del doctor Magga en la ciudad de Libertad, las posibilidades de que el Parlamento legisle sobre la buena muerte, nos han puesto a todos a pensar y a discutir sobre un tema polmico, de profundas implicancias humanas, con perfiles ticos, religiosos, y filosficos, pero lo bueno de estos temas tan controvertidos es analizarlos y debatirlos, para que de la dialctica seria e informada surjan las conclusiones esclarecedoras, o las tendencias prevalecientes.
Para empezar debemos definir el trmino eutanasia y los alcances del mismo ya que muchas personas confunden determinada conducta mdica y le dan otro alcance diferente al trmino.
La palabra eutanasia viene del griego eu: buena, thanatos: muerte, hay dos tipos de eutanasia, la eutanasia activa es la que por medio de un cctel provoca la muerte al enfermo, evitando as un sufrimiento en vano y la eutanasia pasiva es la que provoca la muerte desconectando todos los mecanismos artificiales que mantienen con vida a una persona.
En nuestra poca, el ejemplo ms importante de eutanasia lo trae Holanda, en consideracin al envejecimiento progresivo de la poblacin, debido a la prolongacin de la vida en las personas mayores y a la posibilidad de padecer enfermedades crnicas e incurables degradantes, los holandeses han analizado muy cuidadosamente la aceptacin de la muerte como una posibilidad real. La confianza de la poblacin en sus mdicos de familia y el planteamiento del problema entre la Asociacin Mdica Holandesa y el Tribunal Supremo de Justicia de Holanda ayud a perfeccionar el documento conocido como la "Declaracin Vital" o el "Testamento vital", donde se plantea la indefensin de la persona y el compromiso de su dignidad personal frente a una abrumadora tecnologa que prolonga la vida en una forma absurda, esto se apoy en encuestas pblicas, realizadas en 1993, que demostraron que casi el 80% de la poblacin holandesa se encontraba de acuerdo con la eutanasia, lo ms contundente es el hecho de haberse notificado 1424 casos de eutanasia, de los cuales 1410 llegaron al denominado desistimiento por parte de la fiscala, los catorce casos que se llevaron a juicio fueron completamente absueltos, luego de la investigacin preliminar; Blgica tiene una legislacin similar, Francia y Suiza admiten la eutanasia pasiva, mientras Suecia es contraria a todo tipo de eutanasia. Espaa desat el debate cuando la muerte de Ramn Sampedro, un pescador gallego cuadriplgico, que luch treinta aos por su derecho a morir, lo que se reflej en la pelcula de Amenbar Mar Adentro.
En los Estados Unidos el doctor Jack Kevorkian, un anestesilogo jubilado, luego de mucho tiempo de estudio y experimentacin animal dise una mquina capaz de autoadministrarle al paciente una solucin de barbitricos, relajantes musculares y cloruro de potasio que, al ser activada por el interesado, produca la muerte sin ningn tipo de dolor o molestia, en el trmino de seis minutos. Una de sus primeras pacientes, la seora Janeth Adkins, de cincuenta y cuatro aos, decidi poner fin a su vida luego de conocer la noticia de una enfermedad incurable, recurriendo a la mquina de este doctor, eximindolo por escrito de toda responsabilidad. El caso fue juzgado en la Corte del Estado de Michigan, la que exoner de cualquier cargo criminal al inventor de la mquina, a la que sigui la promulgacin de la Ley de Autodeterminacin del Paciente, la cual incluye los derechos del paciente a morir dignamente, sin embargo, y por otros casos, este mdico fue puesto en prisin.
Legalizar la eutanasia no equivale a decidir quin puede vivir y quien no. Tener derecho a ayudar a alguien a morir segn su voluntad no implica poder asesinarlo en contra de su voluntad. El miedo al peligro de los abusos, a que la legislacin evolucione de tal modo que el mdico pueda matar al paciente contra su voluntad, es equivalente a creer que legalizar las relaciones sexuales o la prostitucin fuera a llevar a legalizar las violaciones. La confusin entre eutanasia y asesinato en algunos debates parece provocada a conciencia como distraccin ante la falta de argumentos de los que la prohben. No se debe confundir a un mdico con un asesino. Un asesino es un profesional que mata a una persona contra la voluntad de la vctima, y en la eutanasia la persona desea morir. La mayora de los pacientes quieren conservar la salud y seguir vivos, unos pocos quieren que les ayuden a morir de forma digna. La autonoma del paciente le da esa posibilidad, y la ley debera recogerla para que aquellos que lo desean puedan, llegado el momento, hacer que su voluntad libremente expresada, de acuerdo a las regulaciones, efectivamente se pueda cumplir.


Cantidad de comentarios: 3

24/12/2006 - 13:14

Hector:

Sin dudas una desicin dificil, creo que no solo la persona involucrada debe decidir, llega un punto en que los familiares deben tomar la decisin.


29/12/2006 - 11:54

martn:

yo creo que la desicin la debe tomar la persona, nadie le puede quitar la vida a nadie.


03/01/2007 - 11:05

Daro:

Pienso que la desicin final siempre la tendrn los familiares.



UN ERROR: llene todos los campos y verificar o renovar código de seguridad.
  • Nombre:
  • Dejar comentario:
  •  
  • Código de seguridad:
  •  










Sitio desarrollado por Daniel Viñoles desde abril de 2004.
visitante N° 3649